Historias

El verdugo

Publicado el: 16 de Junio de 2019

Albert Pierrepoint; el verdugo más eficiente de Inglaterra

blog


Albert Pierrepoint es tal vez uno de los verdugos más famosos de la historia, a pesar de su “Prestigio” por su eficiente trabajo al servicio de la corona británica, debo admitir que nunca había escuchado hablar de él, hasta que empecé a investigar sobre Irma Grese, la criminal de guerra nazi sobre la cual ya escribí un extenso artículo aquí, fue Pierrepoint el encargado de impartir justicia contra los guardianes de la SS y otros miembros del partido nazi, que luego de ser declarados culpables en el juicio de Núremberg que se llevó a cabo entre el 20 de noviembre de 1945 y el 1 de octubre de 1946, fueron condenados a la pena de muerte, el método escogido por aquellos tiempos era la horca. No fue el morbo o la aprobación por mi parte de la pena de muerte lo que me motivó a escribir en mi blog sobre este personaje, más allá de eso, me intrigo conocer la vida detrás del verdugo, pensé que para atreverse a ejecutar a criminales que habían hecho tanto daño había que tener un carácter muy fuerte. A continuación les comparto algunos detalles que me parecieron interesantes.

¿Quién era Pierrepoint?

Albert Pierrepoint nació el 30 de marzo 1905 en Clayton, Reino Unido. Como ya he mencionado anteriormente fue un verdugo británico, se estima que colgó en la horca más de 600 personas, era conocido por tu técnica veloz y efectiva, logró ejecutar una persona en 7 segundos, siempre buscaba que el ejecutado sufriera lo menos posible, por lo que calculaba el peso de la persona y el nudo de la soga al detalle, buscaba que se rompiera la segunda vertebra durante el descenso y la muerte fuera instantánea, incluso a los criminales más sanguinarios e infames, los colgaba de una manera rápida y humanitaria, evitándoles la agonía de saber que en poco tiempo enfrentarían su propia muerte. Pierrepoint era conocido por su profesionalismo y su frialdad a la hora de ejecutar, dicen las personas que lo conocieron que antes de realizar su macabra tarea, encendía un cigarro, lo dejaba un momento en el cenicero, y se dedicaba a ajustar la soga y la capucha al condenado, una vez tiraba de la palanca y el cuerpo yacía inerte, daba la siguiente fumada, tal vez por el alma del recién ejecutado.

Era una tradición familiar

El oficio de Pierrepoint era una tradición de familiar; Su padre, Henry, y su tío, Thomas, se habían dedicado a este oficio, Pierrepoint aprendió de ellos y fue gracias a sus enseñanzas que perfecciono el trabajo y se convirtió en el verdugo más eficiente de gran Bretaña, llegando a ser reconocido como el verdugo oficial por la corona británica

blog


La familia de Pierrepoint estaba orgullosa de desempeñar tal labor, creían firmemente que era su responsabilidad hacer justicia y causar el menor sufrimiento a los condenados. Su tío Thomas continúo desempeñando su labor hasta los 70 años cuando fue reemplazado por Albert.

Llevaba una doble vida

blog


Albert Pierrepoint no hacia parte de las autoridades británicas, él trabajó de repartidor de verduras, la justicia británica no contaba con un verdugo oficial dentro de sus filas, normalmente le pagaban a civiles con el carácter correcto para desempeñar la tarea, la labor era responsabilidad de los sheriffs de cada condado pero estos delegaban la función a otras personas por obvias razones. Pierrepoint luego de trabajar un tiempo pudo dejar su viejo trabajo de repartidor y dedicarse a la administración de su propio bar en el norte de Inglaterra. Como se pudo develar su autobiografía, mantenía un pacto de silencio en relación a su otro negocio, cuando se le solicitaban sus servicios se tenía que ausentar por varios días, lo cual resultaba extraño para sus allegados. En cárceles de Inglaterra, Irlanda, Austria, Alemania... ajusticio a cientos de prisioneros. No pudo mantener en secreto su trabajo, porque luego del juicio de Núremberg su nombre apareció en las principales portadas, el hombre capaz de ejecutar a los nazis era ahora un héroe en el país, con sus manos había puesto fin a genocidas repudiados como el doctor Fritz Klein, Josef Kramer y el propagandista nazi lord haw haw. Su nombre se había filtrado a la prensa y ahora era blanco de halagos y de críticas por parte de organizaciones que estaban en contra de la pena de muerte.

Colgó a un amigo

Durante su vida como verdugo colgó múltiples personas por crímenes de todo tipo, entre los más conocidos se encuentran la hermosa Ruth Ellis, una modelo británica quien además se convirtió en ser la última mujer en ser ejecutada, Lord Haw Haw el famoso locutor de radio de voz carrasposa, quien fuera acusado de traición por participar en la propaganda nazi, también a algunos inocentes como es el caso de Derek Bentley, un chico de 18 años con deficiencias psicológicas que fue ejecutado en 1953, años después su familia gano una demanda y logro que se le declara inocente y la justicia reconociera su irreparable error. Pero fue la muerte de su mejor amigo “Tish” a quien llamaba así cariñosamente, la que lo llevo a renunciar a su trabajo como verdugo, el verdadero nombre de su amigo era James Corbitt, solía asistir al bar de Pierrepoint y cantar con el sobre la melodía de un piano, el conocía el trabajo secreto de su amigo. James fue acusado de asesinar a su amante Eliza Woods y posteriormente fue condenado a la pena capital, el encargado de ejecutarlo fue su mismo amigo Pierrepoint; El día de la ejecución Albert dejo de lado las formalidades del proceso, y lo saludo con mismo tono caluroso en que lo trataba en el bar. En sus memorias lo describe de la siguiente manera:

"Pensé que si algún hombre tenía un elemento disuasorio para asesinar a su lado, era a este trovador a quien llamé Tish. No era solo consciente de la cuerda, tenía al hombre que la manejaba a su lado cantando a dúo. La disuasión no funcionó”

Pierrepoint continúa relatando los últimos momentos de Corbitt:

A las nueve menos veinte de la mañana siguiente entré en la celda de la muerte. Parecía bajo una gran tensión, pero no vi un miedo absoluto en sus ojos, solo una preocupación más infantil. Estaba ansioso por ser recordado y ser aceptado.
"Hola, Tosh", dijo, sin mucha confianza. "Hola Tish", le dije. "¿Cómo estás?" No fui efusivo, solo di la calidez casual de mi saludo nocturno desde detrás de la barra.

La película y sus memorias

Hace poco tuve la oportunidad de ver la Película basada en la vida del verdugo británico Albert Pierrepoint, la película se titula “El ultimo verdugo”. La película grabada en Inglaterra es protagonizada por Timothy Spall y Juliet Stevenson ("Emma") en el rol de esposa del ejecutor. Es una cinta sencilla pero muy emotiva, no es una película de alto presupuesto pero es bastante buena para mi gusto, explora simultáneamente los efectos psicológicos demoledores de la pena capital, tanto en las víctimas como en el verdugo, sin dudas te la recomiendo. También existe un libro que se titula “Executioner” escrito por el mismo, en el relata detalladamente cada día de su vida como ejecutor. De ese mismo libro he sacado esta cita que me ha resultado inquietante y que llega a cuestionar la efectividad de la pena capital:

"Si la muerte fuera disuasoria, yo debería saberlo. Todos los hombres y mujeres que he encarado en ese momento final me han convencido de que lo que yo he hecho no ha prevenido un solo asesinato. Si la muerte no sirve para disuadir a una persona, no debería preservarse para disuadir a ninguna otra"

fuentes-para-firmas

Compartir articulo